En el artículo “Haz historia con el ‘rouge'” que publiqué en la web de la revista YoDona hice una galería de fotos contando la Historia del pintalabios rojo a través del cine.  Las grandes damas de la Historia lucieron el rojo en sus labios como símbolo de la feminidad. Desde Cleopatra hasta Evita, desde Elisabeth Taylor hasta Madonna, el ‘rouge’ se convirtió en el objetivo de todas las miradas.  A continuación puedes leer el artículo completo.

La tendencia de esta primavera es el rojo en los labios. El que fue protagonista en las pasarelas de invierno se queda una temporada más. Un clásico que las mujeres sensuales han lucido a lo largo de la Historia y que el cine ha convertido en leyenda. Si quieres deslumbrar como las estrellas del celuloide, apuesta por la esencia Marilyn Monroe. Su secreto: el rojo tomate. ¿Quién no quiere tener una boca de cine?

Si tu opción es un matiz muy vivo, olvida las sombras cargantes en los ojos. Bastará con una base neutra, línea negra y pómulos desnudos. Antes de maquillarte, exfolia bien los labios e hidrátalos porque los rojos suelen marcar la sequedad.

En el “rouge” puro no queda la cosa porque mayo y junio también admiten otras tonalidades. La clave para las de tez morena son los anaranjados o el carmesí con pigmentos dorados. Si por el contrario, tu piel es casi de porcelana, presume de boca frambuesa o de un rojo cereza.

El cambio también viene con la textura. Apostar por el gloss no es una locura si se hace con moderación. Aplícate el labial con pequeños toques y añade brillo en el centro. Otra opción es un producto que combine color con este tipo de textura.

Si quieres impactar puedes crear un efecto manchado. ¿Cómo? Eligiendo dos rojos, uno más suave que el otro. Después, usa el primero de base y añade el segundo con un pincel, para darle fuerza a la boca. Lo único prohibido es el perfilador, ya que endurece las facciones con este tipo de colores.

Grandes mujeres en la Historia del pintalabios rojo

De Cleopatra al siglo XXI, el lápiz de labios rojo nunca morirá. Atrévete a hacer historia esta temporada y emula a las grandes damas de todos los tiempos. ¿Quieres ver cómo lo llevaron?

Historia del pintalabios rojo

Cleopatra

La faraona se anticipó a nuestros días encarnando sus labios con una pasta hecha de hormigas y escarabajos rojos. Así lo demostró Elizabeth Taylor en la película de 1963.

Historia del pintalabios rojo

María Antonieta

La coquetería de María Antonieta no la hizo prescindir del carmesí, aunque Kirsten Dunst lo lució demasido brillante en la producción Marie Antoinette de Sofía Coppola sobre la reina, porque las bocas nunca fueron tan rojas en Versalles.

Historia del pintalabios rojo

En el Moulin Rouge

Paris, principios del siglo XX. En el ambiente del Moulin Rouge las bailarinas ya se maquillaban con colores cálidos para resaltar sus dientes blancos y su pálida piel. Nicole Kidman las representó a la perfección en la película Moulin Rouge!  de Baz Luhrmann.

Historia del pintalabios rojo

Los felices años 20

Morenas con piel de porcelana optan por bocas color frambuesa en los felices años 20. El rojo radiante viste las noches junto con pieles y vestidos joya. Catherine Zeta Jones en la película Chicago de 2002 es el mejor ejemplo de esta moda en el maquillaje.

Historia del pintalabios rojo

Antes de la Segunda Guerra Mundial

En el preámbulo de la Segunda Guerra Mundial, el fuego en los labios se combina con melenas onduladas y hundido en el brillo. El gloss es tu mejor arma si quieres imitarlo. En la imagen, Penélope Cruz y Charlize Theron en  la película Head in the Clouds que se desarrolla en ese período.

Historia del pintalabios rojo

Años 50

Scarlett Johansson emula a Marilyn Monroe en la película La Dalia Negra. Los 50 convierten el matiz rojo en universal. Toda mujer luce este tono con una textura mate. El glamour del tomate vuelve como tendencia esta primavera.

Historia del pintalabios rojo

Evita

La importancia de lo natural en los 60, enterró el rojo en las polveras. En los 90, Madonna saca de nuevo el rubí a los rostros, gracias al revival de Eva Perón en la película Evita. Los tonos anaranjados cobraron protagonismo.